Inicio / Últimas Noticias / “En definitiva la muerte no duele”

“En definitiva la muerte no duele”

ABOGADO DEL PUEBLO

El 31 de julio de 1974 era cobardemente asesinado Rodolfo Ortega Peña; hecho perpetrado por los esbirros de la Triple A. Abogado, historiador, periodista, director – junto a Eduardo Luis Duhalde – de la revista “Militancia” y diputado nacional.

Transformó una de las profesiones más liberales, en herramienta al servicio de los trabajadores y del Pueblo en su conjunto. Rodolfo fue defensor de presos políticos y supo forjarse en su desempeño profesional y militante, como un verdadero Revolucionario. Vale decir que se despojó de su cómoda pertenencia a la clase media, y asumió el compromiso de militar en el Peronismo Revolucionario porque sin contradicción sentía la identidad de la clase trabajadora.

Rodolfo Ortega Peña, al igual que muchísimos militantes populares, revolucionarios tuvo una vinculación estrecha con nuestra querida Federación Gráfica Bonaerense. Tal es así que su compañera, Elena Villagra, dispuso que su velorio se realizase en el histórico edificio de la CGT de los Argentinos.

Por eso, como militantes gremiales, populares, insistimos en la necesidad de señalar al 31 de julio como “Día del Abogado Militante” en contraposición del festejo liberal del 29 de agosto (fecha del natalicio de Alberdi). Porque en el nombre de Rodolfo Ortega Peña estaremos evocando y homenajeando a muchos compañeros abogados que dieron desinteresadamente hasta sus vidas en la defensa de la causa popular.

Que sirva también para reflexionar sobre la formación profesional que se adquiere en las Instituciones educativas de carácter público y ponerlas definitivamente en función de los intereses de las mayorías populares, sabiendo que SOLO EL PUEBLO SALVARA AL PUEBLO.

Valgan estas líneas como un humilde homenaje a ese abogado del Pueblo.

¡Compañero Rodolfo Ortega Peña! ¡Presente!