Inicio / Últimas Noticias / Cuando la Universidad se hizo Pueblo

Cuando la Universidad se hizo Pueblo

Con un acto realizado en la Universidad Nacional de Lanús (UNLA) la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) conmemoró los 67 años del decreto que suspendió el cobro de aranceles de la educación universitaria, durante la primera presidencia del Gral. Juan Domingo Perón el 22 de Noviembre de 1949.

A partir de esa fecha los hijos/as de los trabajadores pudieron acceder a un nivel educativo que estaba reservado para las clases acomodadas. Y no casualmente el acto se hizo en la UNLA, una de las 17 universidades públicas y gratuitas creadas por los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

Los oradores/as de la jornada fueron la compañera Claudia Lazzaro –del gremio de curtidores y miembro de la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la CFT que impulsó el acto-; Mario Almirón de SADOP (docentes privados); Daniel Ricci de ADUBA (docentes universitarios de Bs As); Fabián Felman de CEA (educadores); cerrando nuestro Secretario General Héctor Amichetti.

En su discurso el “Gringo” comenzó reivindicando la constitución de 1949 y que: “El peronismo quería formar Profesionales al servicio de la causa colectiva, del bien general. Que se reciban médicos no sólo para abrir un consultorio y hacer dinero, quería formar estudiosos del derecho que salgan a defender las injusticias sociales o economistas que se formen para pensar un proyecto de país en beneficio de todos”.

Rescató la creación de la Facultad Nacional Obrera (hoy UTN) y de otras en el interior de la Argentina relacionadas con un proyecto de país. “Esto es lo que trataron de destruir con el golpe de ´55, por eso sepultaron la Constitución de 1949 y por eso nacieron desde la resistencia los grandes  programas del movimiento obrero como La Falda, Huerta Grande, el Programa 1º de Mayo de la CGT de los Argentinos”.

Criticó el “diálogo” planteado por el gobierno: “La Corriente no rechaza un diálogo, pero sabe que no puede esperar del diálogo con una oligarquía que en otro tiempo nos asesinó y ahora busca hacer desaparecer nuestros puestos de trabajo. A esta oligarquía hay que enfrentarla, hacerlo en las calles con la lucha y con un programa”. “Hay compañeros de identidad peronista, del movimiento obrero,  que nos hablan de que quieren garantizar la gobernabilidad, que no quieren aparecer como los chicos malos. Yo les pregunto a estos compañeros, ¿en nombre de quien bombardearon y fusilaron a nuestros compañeros en 1955 y 1956?  ¿de dónde vinieron los que bombardearon la Plaza de Mayo? ¿De dónde vinieron los responsables de tantos compañeros asesinados, en nombre de quien tenemos 30 mil compañeros desaparecidos? Si no es nombre de la maldita oligarquía, ¿en nombre de quien tenemos todos esos mártires?”.

Fuente Sindical Gráfica

Texto completo del discurso del compañero Héctor «Gringo» Amichetti